Traducir a Spanish Translate to English

mail

30 Julio 2015

OSARTEC, CNE y USAID trabajan junto a otras instituciones en el establecimiento de Reglamentos Técnicos de Eficiencia Energética

San Salvador, 22 de julio de 2015. El Organismo Salvadoreño de Reglamentación Técnica (OSARTEC) realizó una consulta pública en la que se abordaron temáticas para el establecimiento de Reglamentos Técnicos de Eficiencia Energética.

OSARTEC junto a La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional(USAID)tuvo como invitados a dos expertos del Programa para la colaboración para la aplicación de estándares y etiquetado (CLASP) quienes presentaron estadísticas y datos sobre cómo estas herramientas transforman el mercado haciendo productos más eficientes.

El Comité Nacional de Reglamentación Técnica en Eficiencia Energética está conformado por entidades tales como: El Organismo Salvadoreño de Reglamentación Técnica, (OSARTEC, Organismo Salvadoreño de Acreditación (OSA), ambos integrantes del Consejo Nacional de Calidad, el Consejo Nacional de Energía, (CNE), Defensoría del Consumidor, Dirección General de Aduanas,  Panasonic, El Salvador, Grupo Unicomer, Grupo campestre, Samsung, El Salvador, Mabe de El Salvador, entre otros

Los expertos de CLASP asesoraron al comité en los procedimientos de evaluación de conformidad en los pasos que van a asegurar que estos reglamentos técnicos sean cumplidos y sean sostenibles en su implementación.

El enfoque se centra en la importancia de un sistema de estándares y etiquetas, ya que estos han probado ser unas de las políticas más efectivas.

Las medidas de eficiencia energética por el lado de la demanda son la manera menos costosa de adquirir nueva capacidad en el sistema energético y atender la demanda, ya que es más barata la implantación de equipos eficientes enérgicamente que la construcción de nueva capacidad de generación.

A la fecha, más de 40 países a nivel mundial han implementado 265 políticas de eficiencia energética para aires acondicionados y refrigeradores.

Los beneficios de los programas de estándares y etiquetas son:

  • Reducción de inversión de capital en infraestructura para suministro de energía
  • Mejora de la eficiencia de la economía nacional a través de la reducción de facturas de energía
  • Mejora del bienestar de los consumidores
  • Mejora de la independencia energética
  • Fortalecimiento de los mercados, mejora de la competitividad
  • Reducción de las emisiones para cumplir con objetivos de cambio climático
  • Contaminación urbana/regional evitada.

Estos reglamentos, en materia de eficiencia energética, traerán beneficios a los consumidores, ya que recibirán el producto esperado y tendrán un importante ahorro en sus facturas, los importadores y fabricantes tendrán reglas claras y se fomentará la competencia y, finalmente, los legisladores podrán evaluar la efectividad del programa y plantear opciones de mejora del mismo.