Traducir a Spanish Translate to English

mail

08 Julio 2015

OSARTEC desarrolla curso-taller: “Implementación de Reglamentos Técnicos, dirigidos a los Organismos de Inspección y Verificación de Calidad en el País"

San Salvador, 18-19 de junio de 2015. En las instalaciones de la Fundación Empresarial para el Desarrollo Educativo- FEPADE-, se realizó el Curso-Taller de Formación denominado “Implementación de Reglamentos Técnicos, dirigido a los Organismos de Inspección y Verificación de Calidad en el País”, siendo esta la primera fase de dicho curso tiene como objetivo primordial presentar los métodos que se emplean en las diversas plantas de producción alimentaria del país para que los representantes de las entidades verificadoras de la calidad, salubridad y controles de procesos se informen o amplíen conocimientos con las técnicas que se utilizan al momento de realizar la vigilancia de campo. 

Durante el desarrollo del curso-taller se contó con la importante participación de los miembros representantes de los diferentes sectores que se involucran en la vigilancia y control en el sector productivo alimentario como:  Ministerio de Agricultura y Ganadería, Ministerio de Salud, Dirección General de Aduana, Instituto Salvadoreño del Seguro Social, Dirección Nacional de Medicamentos, Ministerio de Medio ambiente y Recursos Naturales, Consejo Superior de Salud Pública, Defensoría del Consumidor, Miembros de Comisión Directiva de OSARTEC, Miembros de CONACODEX , así como representantes del Sector productivo.

Los reglamentos RTCA 67.01.33:06 INDUSTRIA DE ALIMENTOS Y BEBIDAS PROCESADOS. BUENAS PRÁCTICAS DE MANUFACTURA. PRINCIPIOS GENERALES y  el RTCA 67.06.55:09 BUENAS PRÁCTICAS DE HIGIENE PARA ALIMENTOS NO PROCESADOS Y SEMIPROCESADOS son una parte fundamental de los sistemas nacionales de control de los alimentos; sin embargo, la eficacia de estos sistemas está determinada por el grado de aplicación de las reglamentaciones. La inspección verifica la observancia de las reglamentaciones y por lo tanto juega un papel central en el control de la calidad e inocuidad de los alimentos.

Los productores y elaboradores de alimentos obtienen un beneficio económico de la venta de sus productos y son los principales responsables, aunque no los únicos, de su calidad e inocuidad. Los consumidores tienen derecho a esperar y exigir alimentos sanos e inocuos.